El grupo de padres de biblioteca se conformó en el año 2013 con el propósito de fomentar el hábito de leer  y el uso de las bibliotecas.  Gracias al acompañamiento de una abuela especializada en literatura infantil y un fuerte compromiso por parte de los padres, la Mutual y el cuerpo directivo se generó un espacio donde se brindan distintos materiales de lectura para que se los pueda usar dentro y fuera de la escuela.

Durante los primeros años  la biblioteca funcionó en el SUM y en el aula de música. Los libros se guardaban en valijas y se exponían sobre bancos o en el piso. Los chicos hacían uso y disfrutaban tanto de este espacio que los padres decidieron fortalecer el proyecto.

En el año 2016 llegaron a ser 21 padres los que formaban parte de este grupo e iniciaron actividades para contar con espacios apropiados.

En ese primer proyecto se adquirieron materiales y los padres construyeron estanterías para exponer y clasificar libros, con tapas de pizarra blanca para proteger los libros y ampliar los pizarrones en el aula (porque era de uso compartido con sala de música).

También se colocó piso blando (de goma eva)

Confeccionaron almohadones para que los chicos pudieran estar cómodos disfrutando de la selección y lectura de los materiales.

Hubo compra de libros para completar las colecciones, se ficharon y se clasificaron.

Los padres realizaron distintas actividades para recaudar fondos, entre ellas: venta de panes en la puerta de la escuela, feria americana, buffet en eventos escolares, rifas, compra colectiva de libros escolares, etc. Todas las familias piagetanas han participado en este proyecto, tanto en la organización como en la compra de los productos.

2017

Al iniciar el ciclo escolar, se organizó la compra conjunta de libros escolares de Primero a Séptimo, en ambos turnos, y el 10% de la misma quedó como un aporte en libros para la biblioteca. Gracias a ese esfuerzo comunitario se pudo adquirir más material de lectura, especialmente para los más grandes, por un valor cercano a los diez mil pesos.

Este año se logró concretar el proyecto del espacio propio. La Dirección de la escuela y la Mutual acordaron que sería posible destinar un lugar pero debía readecuarse.  El grupo de madres y padres de la biblioteca dedicó tiempo de diferentes formas: diseñaron la nueva biblioteca, buscaron presupuestos, trabajaron algunos sábados en la escuela, visitaron el espacio durante la semana para terminaciones o trabajaron en sus hogares para llevar adelante la propuesta.

De este modo, se pudo desarmar una pared de durlock, se repararon los zócalos, se retiraron muebles en desuso y se hicieron trabajos de reparación de paredes para luego poder pintarlas.

Se colocaron estantes y ménsulas.

Incluso, fabricaron la protección del calefactor, adquirieron más fundas para almohadas, banquetas de cuero ecológico, renovaron sillas con barniz y nuevas fundas.

 

Hoy la Biblioteca de la escuela primaria está activa y el grupo de padres sigue trabajando para que sea un espacio cada vez mejor.

Todavía queda mucho por hacer y el espacio está abierto para todo aquel que quiera formar parte. Para sumarse o conocer más del proyecto pueden escribir a: biblioteca.primaria@jeanpiagetnqn.edu.ar

Próximamente publicaremos más novedades.

 

Facebook
Facebook
Instagram